La Otoplastia, es un procedimiento quirúrgico utilizado para mejorar la posición y la forma de las

orejas. Esta forma de cirugía estética del oído también se puede utilizar para mejorar los lóbulos de

las orejas o lóbulos grandes, estirados o incluso partidos con grandes arrugas y pliegues. La función

del oído no se ve afectada por su forma; sin embargo, los pacientes que optan por esta cirugía a

menudo no están satisfechos con las orejas protuberantes o deformadas que la cirugía puede ayudar

a rectificar.

Nuestros gen dictan en gran medida la forma y el tamaño de nuestras orejas. En estos aspectos, las

orejas pueden variar enormemente entre individuos. En situaciones donde las orejas parecen ser

particularmente prominentes o cuando la forma se ve fuera de lo normal, a menudo se experimentan

efectos psicológicos. El niño con orejas grandes a menudo es objeto de burlas continuas que pueden

ser molestas. Los sentimientos de autoestima, rechazo y hostilidad pueden convertirse en reacciones

subyacentes ante la falta de aceptación por parte de los compañeros.

¿Qué implica la cirugía?

El objetivo quirúrgico principal durante la cirugía s corregir la oreja prominente y, al mismo tiempo,

proporcionar una configuración normal cuando la oreja se ve desde un lado. Este objetivo se logra

modificando la flexibilidad del cartílago debajo de la piel, creando así una forma y posición más

deseadas. Se realiza una incisión de alrededor de 4-5 cm en la piel en el surco detrás de las orejas

donde cualquier cicatriz superficial restante será menos visible. Ocasionalmente, las incisiones se

colocan en la superficie frontal de la oreja, aunque éstas se ubican discretamente dentro de los

contornos o pliegues normales. Una vez que se logra la corrección de la forma y posición de la oreja,

se suturan las incisiones y se cubren cuidadosamente las orejas con algodón y se aseguran con un

vendaje.

¿Soy apto para la cirugía?

Siempre que uno entienda que el objetivo de la otoplastia es la mejora y no la perfección, puede

clasificarse como uno de los procedimientos de cirugía estética más exitosos. Si ha discutido el

procedimiento y sus expectativas antes de la operación, es probable que esté bastante satisfecho con

el resultado. Al mejorar significativamente la apariencia de orejas prominentes o deformadas, la

otoplastia exitosa también puede aumentar la confianza personal y la autoestima de una persona.

¿Qué puedo esperar el día de la cirugía?

Este procedimiento generalmente se realiza bajo anestesia local. Después de la operación, como con

cualquier tipo de cirugía, notará cierta incomodidad a medida que comienza la inflamación y la

curación. Se le administrarán analgésicos recetados para aliviar cualquier dolor en los próximos días.

El vendaje de cabeza voluminoso que cubre las orejas después de la cirugía sirve para: • Sostener las

orejas en su nueva posición • Minimizar la hinchazón y la incomodidad • Permitir que duerma de

cualquier lado sin presión dolorosa • Proteger contra cualquier lesión inadvertida que pueda ocurrir

mientras está dormido.

¿Qué resultados puedo esperar de la cirugía?

Si ha discutido el procedimiento, transmitido y acordado sus expectativas por completo antes de la

operación, es probable que esté bastante satisfecho con el resultado. Si se entiende que el objetivo

de la otoplastia es la mejora y no la perfección, entonces se puede considerar uno de los

procedimientos de cirugía estética más exitosos.

¿Cuál es el tiempo de recuperación?

El vendaje grueso de la cabeza y los puntos se eliminan después de una semana, después de lo cual la

mayoría de los adultos pueden regresar al trabajo. Los hematomas e hinchazones importantes

pueden tardar hasta tres semanas en desaparecer, pero la mejoría en la prominencia de las orejas

será evidente en esta etapa. Se recomienda abstenerse de los deportes de contacto durante tres

meses después de la otoplastia.